contenido-posicionamiento-googleEl buscador ya trabaja en un algoritmo capaz de diferenciar el bueno del mal contenido. A partir de ahora y más que nunca, el posicionamiento orgánico se basará en la capacidad de mantener a los usuarios en las webs y de atraerles bien a través de redes sociales, trafico directo, email marketing y contenido en general.

Las próximas estrategias de marketing y posicionamiento online pasarán por los contenidos en todos sus diferentes soportes: imágenes, textos, blogs, videos, APPs, juegos, rede sociales, microsites etc… Y esto es así porque Google ha puesto su foco en la experiencia de usuario y en la forma que las marcas interactúan y aportan a los usuarios a través de sus webs, ya sean ecommerce o páginas corporativas.

José Antonio Tovar, CEO de Prensa y Comunicación explica, “Google está trabajando en un nuevo cambio importantísimo en su algoritmo de posicionamiento del buscador. Desde hace unos años todas las empresas se han dado cuenta de la importancia de los contenidos para tener un buen posicionamiento. Por este motivo muchas se han lanzado a crear contenidos de todo tipo. Pero el gigante buscador se ha dado cuenta de que la mayoría de las empresas se han lanzado a crear contenidos de baja o nula calidad y ya se ha puesto a trabajar en un nuevo algoritmo que próximamente lanzará para separar e identificar el buen contenido del malo. Así aquellas webs con contenido de mala calidad serán penalizadas en el posicionamiento”.

 Long-Tail

Pero no se trata de escribir contenidos sin sentido ni dirección. Otro de los cambios importantes en las estrategias de posicionamiento se basará en el uso de las palabras clave para aparecer en los primeros resultados del buscador.

“Si antes bastaba con utilizar la palabra clave única en cuestión, ahora hay que trabajar las palabras clave long tail, un conjunto de palabras más precisas y concretas. Si una palabra clave es “formación” ahora la palabra clave long-tail sería “formación de inglés para niños de tres años” por ejemplo. Cada vez será más determinante apuntar a nichos concretos debido a la masificación de webs y competencia”, explica José Antonio Tovar.

Esto tiene un sentido claro. En Google buscamos respuestas a problemas cotidianos. “Cómo pagar menos en facturas” “puedo facturar sin ser autónomo?””¿cómo crear un plan de marketing digital?” ”¿ cómo ganar más dinero en Navidad en mi restaurante?”, “cómo optimizar mi web”, “qué servicios debo contratar para la contabilidad”… etc. Por eso hay que posicionar esas palabras clave long-tail para que los usuarios den con la web como primer resultado ya que sólo las tres primeras se lleva más del 80% del tráfico orgánico.