Inteligencia artificial, una herramienta que modifica hábitos y preferencias

Inteligencia artificial, una herramienta que modifica hábitos y preferencias

La información es poder. Esta premisa tan arraigada cumple a las mil maravillas lo que sucede en cualquier actividad empresarial para llegar al éxito.

Las nuevas tecnologías están ayudando a que los oferentes entiendan de una manera más profunda y exhaustiva lo que demandan sus clientes, para así poder ofrecer una experiencia más personalizada e individualizada a cada de uno de ellos.

El sector del juego ha visto como su actividad se ha globalizado, gracias al salto generalizado de sus productos hacia el campo online. Como en otros casos del entretenimiento, el modelo de negocio ha cambiado, primando todo lo referente al mercado interactivo, y dejando de manera subsidiaria a la forma tradicional.

Este cambio se ha producido, en parte, por herramientas como la inteligencia artificial. Las plataformas de juego han encontrado en esta forma de otorgar a las máquinas “vida propia”, para potenciar las características de todos los productos alojados en estos sitios web. Ejemplos claros de esta revolución asociada a la IA son las tragaperras online en internet, una de las opciones de entretenimiento favoritas para miles de personas a nivel mundial.

La fidelización de los clientes es uno de los pilares que buscan estos oferentes. Es objetivo se consigue gracias a la Inteligencia Artificial, puesto que se permite predecir el comportamiento de cada uno de ellos, incorporando así, las características deseadas en todos u cada uno de estos productos.

El análisis de datos es otro de los focos de estudio que es considerado por todas estas empresas. El impacto de sus acciones en redes sociales como Facebook, o su nivel de posicionamiento en buscadores como Google, son dos claros valores para el crecimiento de una compañía de esta naturaleza. Los Big Data juega en este punto un papel fundamental, ya que, al poder llegar a una gran base de datos de manera rápida y fiable, se puede ofrecer una idea clara y nítida de lo que se debe modificar para mejorar esos datos de repercusión.

En definitiva, es claro y nítido que el mundo económico y de entretenimiento está cambiando como consecuencia de las nuevas tecnologías. Unas herramientas que, implantadas de forma correcta, pueden varias, como así están haciendo, los hábitos de consumo de buena parte de la sociedad, así como sus preferencias en diferentes ámbitos. Es previsible que, con llegada de nuevas innovaciones en el futuro cercano, este cambio de modelo se acreciente.