Deporte, Óptica y Transporte, protagonistas del consumo durante la desescalada

Óptica fue una de las categorías a las que mayor presupuesto destinaron los españoles durante la desescalada

Óptica fue una de las categorías a las que mayor presupuesto destinaron los españoles durante la desescalada

En los cerca de 50 días que ha durado el periodo de desescalada, el consumo apenas se ha impulsado. Un 1,2% más a nivel nacional, con categorías que han ganado mayor y menor protagonismo conforme se transitaba de una fase a otra, como el material deportivo, con un 55% más de ventas en la fase 0 o los artículos ópticos, con un 63% más de transacciones en la fase siguiente. 

Según datos del informe ‘Post COVID-19: Las fases del consumo’, elaborado por la fintech Bnext, durante los casi 50 días que ha durado el periodo de desconfinamiento, el consumo creció un 1,2% en el conjunto de España. 

Por categorías, Deporte, Ópticas y Transporte se han posicionado entre las de mayor crecimiento en las distintas fases de la desescalada. En la llamada fase 0, donde ya se permitía la práctica deportiva de forma individual, el gasto destinado a material deportivo se incrementó un 55%, respecto a la semana anterior, en la que los españoles vivían el final del confinamiento. 

El mayor tiempo pasado delante de una pantalla también llevó a más usuarios a destinar parte de su partida de compras a adquirir productos ópticos. Un 63% más de media en la fase 1, y un 42% en la fase 3

El regreso al puesto de trabajo y la posibilidad de desplazarse entre provincias a partir de la fase 1 impulsaron, de igual modo, el presupuesto destinado al Transporte. En la fase 0, el consumo de gasolina aumentó más del 27% respecto a la semana anterior. En la fase 1, la partida de Transporte se contrajo, aunque todavía resultaba al alza (+13%), y se disparó con el inicio en ciertas comunidades de la fase 2, donde se destinó un 200% más de presupuesto. El crecimiento continuó en la fase 3, con un 39% más. 

Belleza y Alimentación, categorías al alza durante el periodo de confinamiento, vieron reducidas sus partidas de consumo en la desescalada. En la fase 1, la inversión en productos de belleza se redujo hasta el 8,4%, mientras que la de alimentación cayó un 7,6%. Esta última volvió a crecer en la fase 2, aunque no con la misma fuerza que durante los meses de marzo y abril, con apenas un repunte del 2,5%. En la fase 3, ambas categorías, junto a cultura, vieron descender su consumo cerca de un 10%. 

Más noticias de Marketing

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.
  • Email profesional