Juan Rosell (CEOE) con Rosa García, presidenta de Siemens.

Juan Rosell, presidente de la CEOE, y Rosa García, presidenta de Siemens España, durante la presentación del Primer Estudio sobre la Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0.

Sólo una de cada tres empresas de nuestro país está ya preparada para afrontar la transformación digital hacia la España 4.0. Mientras que la economía española ocupa el puesto número 14 en el mundo por PIB, en desarrollo digital se sitúa en el 45.

Las empresas españolas admiten falta de inversión y formación para avanzar en la transformación digital, según el primer estudio sobre la  Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0, elaborado por la  consultora Roland Berger y patrocinado por Siemens.

De acuerdo con los datos del Eurostat, España invierte solo el 1,2% del PIB en investigación y desarrollo, frente al 3% de Alemania o el 2% de media en la UE.

El informe estima que la digitalización podría implicar un incremento de 120.000 millones de euros sobre el VAB (Valor Añadido Bruto) en 2025 y que el principal obstáculo para la transformación digital es la resistencia al cambio, así como los costes que implica, la falta de competencias y la ausencia de una oferta adaptada al mercado.

Usos digitales básicos

El estudio revela que las empresas españolas dominan los usos digitales básicos, pero no los más avanzados. Este gap de penetración digital supera el 75% en sectores como Salud  y Transporte, o el 51% en el caso de la Energía.

En el polo opuesto se sitúan las Telecomunicaciónes, Internet, Turismo y Servicios Financieros, como las áreas de actividad con un mayor índice de madurez digital.

Para reducir esta brecha digital de España existe un total consenso sobre la necesidad de una acción coordinada por parte de la Administración, empresas y asociaciones que impulse la inversión, potencie la investigación y fomente el desarrollo de las capacidades digitales que ayude a crear un verdadero ecosistema digital.

Así mismo, se considera clave la creación de un Mercado Digital Único que permita a los países europeos competir con otros focos de vanguardia digital, como son los Estados Unidos y algunas economías del sudeste asiático.

Descargar Estudio sobre la Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0