Howard-Schultz-Starbucks-vs-Trump

Howard Schultz considera que la promesa del “sueño americano” está siendo puesta en entredicho por Donald Trump.

Howard Schultz, presidente y CEO de Starbucks, ha anunciado que la compañía contratará a 10.000 refugiados en todo el mundo en los próximos cinco años. De este modo,  Starbucks se suma a otras multinacionales que han declarado su rechazo a las medidas adoptadas por el ejecutivo  Trump en materia de inmigración.

Entre estas se cuentan Apple, Microsoft, Netflix, Uber, Airbnb y Facebook, con parte de sus plantillas compuestas por inmigrantes, algunos procedentes de los países incluidos en el veto gubernamental.

El pasado 27 de enero,  Donald Trump emitió una orden que suspendía la admisión de refugiados en Estados Unidos por 120 días y prohibió la entrada de ciudadanos de siete países predominantemente musulmanes por 90 días.

En un mensaje publicado en la web de la cadena de cafeterías, Schultz se ha dirigido a los trabajadores afectados por la prohibición, que “hará todo lo posible para darles apoyo y ayudarlos a atravesar este periodo confuso.”

Asimismo, se posiciona como un firme partidario del programa “Dreamers” (“Soñadores”), diseñado para ayudar a los inmigrantes que llegan a Estados Unidos de niños. “Estamos viviendo en una época sin precedente, en la cual somos testigos de cómo la conciencia de nuestro país, y la promesa del ‘sueño americano’, se pone en entredicho”, afirma.

Inversiones en México

En la misma línea, el máximo responsable de Starbucks señala que la empresa seguirá invirtiendo en México y que “ayudará y dará apoyo a sus clientes y socios mexicanos mientras lidian con el impacto que las sanciones comerciales, restricciones de inmigración en impuestos propuestos podrían tener en sus negocios”.