Silicon Valley pierde fuerza; Tel Aviv toma posiciones

El Informe de Ecosistemas para las Start-up 2012, elaborado por Startup Genome (http://blog.startupcompass.co/) y Telefónica Digital considera que los veinte primeros ecosistemas para emprendedores del mundo son, por este orden: Silicon Valley, Tel Aviv, Los Ángles, Seattle, Nueva York, Boston, París, Sydney, Sao Paulo, Moscú, Berlín, Waterloo (Canadá), Londres, Toronto, Vancouver, Chicago, Singapur, Melbourne, Bangalore y Santiago de Chile.

El éxito de Silicon Valley hasta la fecha es atribuible, en primer lugar, a la actitud de sus emprendedores. Los fundadores en Silicon Valley trabajan más tiempo que en cualquier otro lugar, con una media diaria de 9,95 horas. Desde el punto de vista de la motivación, suelen estar más impulsados por la repercusión de sus propuestas que por el propio producto. Sin embargo, las mujeres emprendedoras encuentran mejores oportunidades al otro lado de Estados Unidos. De hecho, Nueva York es la capital mundial de las mujeres emprendedoras en tecnología. Casi una quinta parte de los emprendedores de Nueva York son mujeres y la ciudad acoge el doble de start-ups dirigidas por mujeres que Silicon Valley.

No obstante, el informe destaca que incluso los ecosistemas bien desarrollados están sufriendo un déficit de financiación. En ciudades como Nueva York o Londres, los fondos disponibles para start-ups emergentes y en proceso de adaptación de sus productos al mercado han sufrido un descenso superior al 70%.

¿Madrid y Barcelona, alternativas europeas?

Los responsables del estudio afirman que las dos ciudades españolas disponen del talento necesario para hacer sombra e incluso desbancar a Londres y París del ranking de los veinte primeros ecosistemas del mundo. Pero para ello sería necesario reducir la brecha con estas capitales europeas en lo que apoyo y financiación se refiere. Tanto Madrid como Barcelona están entre las semifinalistas en un segundo grupo de otras 20 ciudades con grandes posibilidades de crecimiento futuro.

Los emprendedores españoles son los mejor preparados de Europa, solo superados por los parisinos. El 91% de los barceloneses y el 89% de los madrileños cuentan con un doctorado o un master frente al 86% de los berlineses o el 75% de los londinenses. Sin embargo el porcentaje de mujeres emprendedoras en las dos ciudades españolas es de los más bajos de Europa (3% en Madrid y 5% en Barcelona).

Otra característica de los ecosistemas españoles es su conservadurismo: a diferencias de Silicon Valley, en Madrid y Barcelona hay el doble de proyectos orientados a mercados nicho ya establecidos en lugar de abrir nuevos mercados.

Los emprendedores de Barcelona se asemejan más a los de Silicon Valley en el número de horas que dedican a sus proyectos, 8,25 al día, frente a los madrileños, que trabajan 6,25 horas diarias, tres menos que en Silicon Valley y también por debajo de otras ciudades europeas como París (9,88), Londres (9,78) y Berlin (9,18). Esto no significa que los emprendedores tecnológicos radicados en Madrid sean menos trabajadores que sus colegas de otros puntos, sino que distribuyen su tiempo de otra forma, dedicando más atención a actividades complementarias como la consultoría.

El informe completo se puede consultar en http://www.blog.digital.telefonica.com/tag/startupecosystem