La salida de marcas catalanas hacia otras comunidades autónomas está  propiciando nuevas oportunidades de negocio, especialmente en Valencia y Madrid.

Caixabank se traslado a la Comunidad de Valencia tras el referéndum catalán.

La salida de marcas catalanas hacia otras comunidades autónomas está creando nuevas oportunidades de negocio. De momento, ocho de las 21 empresas de origen catalán que tienen presencia en el ranking de marcas españolas más valiosas, presentado ayer por la consultora Brand Finance, ya han trasladado su sede a otras regiones.

Entre éstas ocho, las cuatro firmas más valiosas son Caixabank, Banco Sabadell, Gas Natural y Abertis; las dos primeras se marcharon a la Comunidad Valenciana y el resto a Madrid. Completan la diáspora Catalana Occidente, eDreams, Cellnex y San Miguel.

La fuga de empresas, sumada a la caída de creación de nuevas empresas tras el referéndum del 1 de octubre de 2017, abre una oportunidad para que otras comunidades crezcan y atraigan nuevas inversiones: “El tejido productivo de algunas regiones puede beneficiarse y compensar el momento de la economía catalana.

Es lo que ocurre por ejemplo en la Comunidad Valenciana: no solo es la nueva sede de las grandes entidades bancarias catalanas, es también el destino de su ‘fuga de depósitos’. La inversión extranjera aumentó casi un 600% durante el año 2017, y el turismo batió records históricos con 2 millones de visitas”, revela Teresa de Lemus, managing director en España de Brand Finance.

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share