presion-publicitaria-noviembre-2016La presión publicitaria en televisión subió un 4,2% en noviembre tras dos meses consecutivos de bajadas. El mes pasado se cerró con 228.316 GRP’s.

Por primera vez desde agosto, la presión publicitaria en TV se situó por encima de los datos del año anterior, aumentando el consumo televisivo en 16 minutos respecto al mes de octubre.

Las amas de casa volvieron a ser las que más televisión vieron, con un promedio de 308 minutos en días laborables y 318 durante los fines de semana. El resto de targets incrementaron el tiempo dedicado a consumir televisión en relación con el mes de octubre, con subidas que rondaron el 7% en todos los casos, excepto los niños que experimentaron un crecimiento ligeramente inferior.

Anunciantes más activos

Telefónica lideró el ránking de campañas más activas durante el mes de noviembre con 2.731 Grp’s 20’’. En segundo lugar se situó la compañía de telecomunicaciones Orange con la campaña de lanzamiento de “Love” que anotó 2.680 Grp’s 20’’. Por su parte, Dentix, que ha liderado la clasificación durante todo el año salvo los meses de verano, descendió hasta la tercera posición con 2.233 Grp’s 20’’.

Respecto a las audiencias, Tele 5, consiguió una cuota del 14,3%, siete décimas más que el pasado mes de octubre, y fue de nuevo la cadena más vista, encadenando 27 meses consecutivos de liderazgo. Le sigue Antena 3, a nueve décimas de distancia con un 13,4% de cuota. La1 obtiene idénticos resultados que el mes anterior y con su 10.6% de cuota se mantiene en la tercera posición del ranking.  Respecto al duelo entre Cuatro y La Sexta, la cadena del grupo Atresmedia consiguió atraer al 7,3% de la audiencia, frente al 6% de cuota de Cuatro.

Por franjas, Tele 5 consigue liderar en todos los momentos del día excepto las mañanas y las sobremesas que son territorio de A3 y de La1 respectivamente.

Las emisiones más vistas del mes volvieron a ser las retrasmisiones de partidos de fútbol. En cabeza se situó la Champions League con una audiencia media de 5.605.000 espectadores y una cuota de pantalla que rozó el 30%. Le siguió el partido amistoso entre España e Inglaterra, que promedió cerca de cinco millones de espectadores, un 26.8% de la audiencia.