noticias-comunicación-fin-de-la-publicidad-intrusivaLas noticias sobre comunicación y marketing llevan mucho tiempo advirtiendo de que el consumidor ha aprendido a defenderse del contacto indiscriminado con los mensajes publicitarios. En poco más de un año, los adblockers se han popularizado y ya son de uso común entre el 28% de los ciudadanos conectados, que se vuelven ‘irrastreables’ con una habilidad creciente. La creación de conexiones nativas es el nuevo desafío para las marcas y las agencias. 

Esta es una de las conclusiones del estudio “El consumidor en el teseracto”, elaborado por Publicis Media España y cuyo objetivo es arrojar luz sobre los caminos que pueden restablecer y mantener una relación duradera y productiva con los consumidores, es decir, acompañarle en su viaje, descifrar su identidad en cada punto y “conversar sin fricciones”.

Para los responsables del informe, hay una variable que lo cambia todo al introducir una cuarta dimensión en el consumer journey: el tiempo real. “El consumidor aparece, desaparece, deja una huella digital o la borra con un simple clic. Es como un astronauta emitiendo señales desde el Teseracto de Interstellar, y para localizarle tenemos que diseñar nuevas herramientas y nuevos mensajes que respondan a su contexto e intención”, señala Miguel Esteban, business transformation lead de Publicis Media España.

Algunas de las principales coordenadas que la agencia de medios apunta para crear una conexión nativa son las siguientes:

Dark social. El contenido social es irrastreable. El 84% del contenido compartido desde websites de marcas y medios es dark social, del que se estima que pertenece hasta un 70% del total de menciones sobre marcas.

Todo está a la venta. Contenido y e-commerce se fusionan en shoppable content, filtrando la compra en múltiples touch-points y envolviendo al producto con una historia relevante.

VR y AR son dos nuevas realidades que representan sendos touchpoints en sí mismas, abriendo un abanico de formatos inmersivos para conectar con el consumidor.

Sensores biométricos y reconocimiento emocional: la última frontera de la personalización. El software de reconocimiento de las emociones a través de vídeo, audio o sensores biométricos es un tema habitual en las noticias sobre comunicación pero, en realidad, es una tendencia que aún no se está adoptando a gran escala. Sin embargo, sistemas como el trackeo de los ojos podrían llegar a incrementar un 25% el ROI de las campaña digitales.

Los sistemas IA autónomos transforman el paisaje de los medios. La compra de soportes a través estas plataformas que cuentan con toda la información y pueden conversar con los soportes y corregir las campaña en tiempo real serán a lo largo de este años uno de los usos más avanzados de la inteligencia artificial, junto con las herramientas de análisis y extracción de insights, los chatbots y los asistentes virtuales para reforzar CRM.

Snacking moments. La naturaleza mobile del vídeo satisface plenamente esa necesidad cada vez más acuciante de los consumidores por ocupar su tiempo con entretenimiento. La batería del móvil y la tarifa de datos son las únicas barreras. El formato debe inspirarse en los vídeos no comerciales evitando el “glossy” publicitario.