El proyecto #Over, iniciado por Uschi Henkes, busca erradicar los estereotipos sexuales en la relación mujeres y publicidad. La relación entre mujeres y publicidad es un tema prioritario para la presidenta de Club de creativos, Uschi Henkes, que en noviembre de 2017 lanzó el proyecto #Over cuyo objetivo es sensibilizar a la industria de la comunicación sobre la utilización de los estereotipos de género que ahondan las desigualdades. En su segunda fase, #Over se centrará en las causas de la pervivencia de los clichés.

Además de investigar el origen, en esta segunda fase que se prolongará hasta marzo de 2019, también se propondrán soluciones. Para ello, se han organizado 10 sesiones de debate por segmentos de mercado.  En cada una de ellas se buscarán recomendaciones y recetas para reducir el sexismo en la publicidad y la comunicación.

La primera sesión, sobre productos de limpieza,  se ha llevado a cabo a finales de mayo con la participación de diferentes profesionales como  Javier Nieto, director creativo ejecutivo de Mi Querido Watson; Eloisa Siclari, brand manager Procter & Gamble; Montse González, directora creativa de Grey María Jesús Ortiz, jefa del servicio de relaciones externas del Instituto de la Mujer o María Peláez, antropóloga y responsable de comunicación de Naves de Matadero, entre otros.

Durante el encuentro se debatió sobre si  la publicidad, como industria, puede realmente cambiar los estereotipos y por qué la mujer como objeto hace el producto más atrayente o por qué existe la creencia de que así es.

La recopilación de las conclusiones extraídas de las reuniones de debate, se presentarán en la cita de la industria publicitaria c de c 2019, en marzo de 2019.

La carta de Henkes

#OVER_ comenzó en noviembre pasado a modo de declaración de intenciones con una carta de Uschi Henkes a toda la comunidad. En dicha carta, la presidenta manifestaba su decisión de trabajar desde el c de c para la erradicación de esos estereotipos negativos en la relación mujeres y publicidad. “Era parte de mi programa, y además pienso que esta industria, que ha demostrado su capacidad de influencia social, debía aprovecharla para luchar por la igualdad”, asegura Henkes.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •