mobile-commerce El mobile commerce y su futuro ha sido uno de los temas centrales de esta edición del eShow Barcelona, que cierra sus puertas el 23 de marzo. Aunque el móvil está implicado en una gran parte del proceso de compra, las conversiones desde este dispositivo son todavía muy bajas para una gran parte de las compañías. Solo nombres como Amazon, Airbnb o Zappos dominan las transacciones a través del smartphone.

Actualmente, el 90% de los españoles utiliza el móvil durante su particular consumer journey. La mayoría (80%) para buscar productos y comparar precios o para sondear la opinión de otros usuarios (70%).

El ecommerce evoluciona hacia el mobile first, pero sin embargo, las conversiones en dispositivos móviles son todavía muy bajas en nuestro país, según ha revelado en #eShow Barcelona Luis Martínez Blanco, head of digital boost de Stratesys.

En opinión de este experto hay cinco barreras al despegue del mobile commerce en España y son las siguientes:

Experiencias mobile poco memorables. Pantallas pequeñas, webs y apps sin optimizar para la compra online. El diseño no solo debe adaptar la parte visual del ecommerce, sino también el contenido a una óptima usabilidad que aporte una experiencia de usuario mobile excepcional. Las marcas deben construir sitios web adaptados a dispositivos móviles con un enfoque directo en conversión mientras que las apps tienen que estar 100%.
 Los ‘micromomentos’. Utilizamos el móvil en diferentes horas, momentos, lugares…y en sesiones cortas. Los que se dedican al mobile-commerce tienen que familiarizarse con esa pequeña ventana de atención de la que disponen y crear contenido adaptado.
Economía de la información. Los usuarios buscan contenido relevante, sí. Pero también directo, sencillo, que no requiera un exceso de atención. Inmediatez, rapidez y economía de la información.
Menos de tres segundos. Ya no es aceptable una página de mobile commerce que tarde tres segundos en cargar. Los compradores están acostumbrados a utilizar aplicaciones que lo hacen en la mitad de tiempo. La velocidad mejora las conversiones.
Inseguridad. Introducir los detalles de pago en el dispositivo móvil todavía nos pone nerviosos. La forma de pago en mobile tiene que adaptarse para volverse más segura. Nuevas formas de autenticación como la huella digital, la verificación en dos pasos o el uso de terceros como PayPal o Mobile Wallets (Apple Pay, Google Wallet, etc.) representan el futuro.