mcommerce estrategia

El mcommerce es un sector que crece de manera imparable pero no todas las marcas están preparadas para vender a través de los dispositivos móviles. Optimizar una estrategia mcommerce implica una serie de reglas.

Según los expertos de Sí a la pyme para activar las ventas mobile es necesario cuidar los siguientes aspectos:

Solución integral cross-device. Las oportunidades que ofrecen las aplicaciones de mcommerce van mucho más allá de la compra. El 90% de los usuarios utilizan el smartphone durante todo el proceso de compra para buscar información sobre los productos, contrastar opiniones o preguntar en las redes. Por ello proporcionar un servicio de extremo a extremo que ofrezca al consumidor información de relevancia y recomendaciones en el momento y lugar adecuados se convierte en un punto de vital importancia. Así, si un usuario ya tiene un perfil creado en la web, debe encontrarse toda su información cuando acceda a la app.

Reducir la complejidad: usabilidad. La clave para conseguir una estrategia exitosa en mcommerce pasa por la reducción de la complejidad del proceso a todos los implicados. Algunos errores más habituales son:

1. Tiempos de respuesta demasiado largos: el 50% de los consumidores espera que una app se cargue en menos de dos segundos. Si esta expectativa no se cumple, el 50% abandonará. Y 1 de cada 5 confiesa que no volverá.

2. No incluir filtros de búsqueda: los usuarios que compran vía móvil lo hacen principalmente por el ahorro de tiempo que supone. De ahí que la inclusión de filtros se convierta en un punto clave para triunfar. Estos filtros pueden ser, por ejemplo: por marca, por tallas y colores (en caso de mcommerce de moda) o por puntuación de otros usuarios.

3. Exceso de campos o formularios: en este punto, utilizar el perfil de las redes sociales para hacer login puede ser una buena solución.

4. Uso de imágenes pequeñas: que no permiten su visualización y dificultan su manejo. Varios estudios muestran que utilizar las imágenes full screen mejora notablemente los ratios de conversión de los mcommerce.

Experiencia relevante para el usuario. Una de las ventajas que ofrece el mcommerce es la ingente cantidad de información que generan los usuarios: sus datos demográficos, de navegación, su lengua, su intereses de compra, etc. Toda esta información debe utilizarse para enviarles el mensaje deseado, en el momento y dispositivo adecuados. Por ejemplo, es muy interesante (y conveniente) utilizar esos datos a la hora de diseñar nuestra estrategia de notificaciones push. Por otra parte, la personalización de los mensajes aumenta tanto la tasa de apertura como los ratios de conversión.

Minimizar riesgos. Generar confianza. Es fundamental dar seguridad al usuario. En especial en el tratamiento de sus datos personales y particularmente los relacionados con sus tarjetas de crédito. Hay diferentes modelos de cobro, que van desde una cuota única, a pagos regulares o al cobro basado en la transacción. Este último es el más popular entre los proveedores de servicios, ya que limita el riesgo: sólo tienen que pagar cuando sus clientes están realmente haciendo uso del servicio de comercio digital.

Definición de KPI’S y analítica. Debe hacerse en la fase inicial de la estrategia. Estos deben permitir realizar un análisis para mantener la solución mobile en constante evolución y mejora. Hay que establecer indicadores en todas las fases del proceso: captación, retención y monetización del usuario. El objetivo es intentar obtener toda la información posible dl potencial cliente desde el inicio hasta el final de su visita al mcommerce.