medios-de-comunicación-pierden-confianza-ciudadanos-Edelman-BarometerLos medios de comunicación se han convertido en la institución que menos confianza genera en el mundo. El 63% de los ciudadanos ya no sabe ( o no puede) distinguir  el ‘buen periodismo’ de los rumores y los bulos. Impactantes los resultados del Edelman Trust Barometer, presentado en Madrid por Richard Edelman, presidente y CEO de la multinacional dedicada a la comunicación. 

La desaparición de la confianza en el denominado Cuarto Poder se debe principalmente a una caída significativa de la credibilidad de las plataformas de información y comunicación, especialmente los motores de búsqueda y las redes sociales. Más del 60% de los ciudadanos encuentran dificultades para dirimir si una noticia ha sido generada por un medio de comunicación respetado. Esta falta de fe en los medios de comunicación también ha llevado a la incapacidad de identificar la verdad (59%), confiar en los líderes del gobierno (56 %) y dar credibilidad al mundo de los negocios (42%). La  desconfianza es patente en 22 de los 28 países chequeados para realizar el estudio.

“La gente ha perdido la confianza en los canales de comunicación y en las fuentes de noticias. Ya no estamos dispuestos a creer la información que se nos presenta, incluso cuando proviene de los más cercanos a nosotros. Estamos enfrentando una crisis de desinformación sin precedentes”, sentencia Richard Edelman.

Al 70% de los encuestados (77% en España) les preocupan las conocidas fake news y su utilización como arma política y social.

Alejados de los medios 

Más de 50% de los ciudadanos consultados confiesa que interactúan con los medios de comunicación convencionales menos de una vez a la semana. Y sorprende que hasta un 25% afirme que no sigue ningún medios. La mayoría cree, además que los grandes grupos de información están demasiado enfocados en la captación de grandes audiencias (66%) y en ser los primeros en dar noticias de última hora (65%).

Para Edelman, recuperar la fe de la gente en los medios de comunicación es una tarea en la que las instituciones tienen un papel determinante. “La confianza solo se recuperará cuando la verdad vuelva al centro del escenario. Las instituciones deben responder a la demanda del público para proporcionar información objetiva precisa y oportuna y unirse al debate público. Los medios no pueden hacerlo solos debido a restricciones políticas y financieras”, advierte.

Los CEO, en auge

Por el contrario, la empresa y el empleador son los nuevos depositarios de la confianza de la gente, con un 72% de los encuestados afirmando que confían en su propia compañía. El 64% cree además que una empresa puede tomar medidas que aumenten las ganancias y mejoren las condiciones económicas y sociales de la comunidad donde opera.

Así mismo, la credibilidad de los CEO ha aumentado además bruscamente siete puntos, subiendo al 44%, después de que varios líderes empresariales de alto perfil expresaron sus posiciones y posturas sobre temas de candente actualidad e interés global.

En España esta cifra alcanza en 45% creciendo 5 puntos con respecto al año pasado. Casi dos tercios de los encuestados a nivel mundial aseguran que quieren que los CEOs tengan iniciativa y participen de forma activa en el cambio de las políticas en lugar de esperar a las decisiones de gobierno, que ahora se ubica significativamente por debajo de los negocios con relación a la confianza en 20 mercados. Esta muestra de fe llega además con nuevas expectativas: la creación de confianza (69%) es ahora el trabajo principal para los CEOs, superando la producción de productos y servicios de alta calidad (68%).

Marca España

Entre otros datos de interés, la nueva edición del Edelman Trust Barometer muestra cómo la confianza en la marca España, al igual que la de Italia y Estados Unidos, alcanza el 50%,  justo por detrás  de Francia y Reino Unidos, con un 56% y un 57%, respectivamente.

Los países con las marcas más “confiables” son Canadá (68%), Suiza (66%), Suecia (65%) y Australia (63%).  En el polo opuesto se sitúan México e India (32%), Brasil (·4%) y China (36%).

Respecto a los sectores más respetados por los ciudadanos, destacan la tecnología (75%), la educación (70%), los servicios profesionales (68%) y el transporte (67%). Por el contrario, las peores valoraciones las reciben las industrias de productos envasados (60%) y la automoción (62%).

En España lideran el ranking de la confianza las empresas tecnológicas (74%), seguidas del comercio minorista (72%). En los últimos puestos se quedan las energéticas (47%) y los servicios financieros (40%).