Marketing-Móvil-AppsLas campañas de marketing móvil son cada vez más habituales. El hecho de contar con una App propia no solo puede ofrecerle al usuario un valor añadido, sino también a la compañía que podrá disponer de datos propios –y consentidos–, que le ayudarán a realizar estrategias mucho más personalizadas. Tania Menéndez Hevia, experta en desarrollo de aplicaciones y profesora en Foxize, explica en este artículo los pasos a seguir para crear una App, desde la ideación hasta la puesta en marcha y comunicación.

1. Ideación

Lo primero que hay que hacer si queremos crear una aplicación móvil es analizar las siguientes cuestiones: ¿Qué problema va a resolver mi App? y ¿A qué público va dirigida? La respuesta a estas dos preguntas dará paso a la definición de las funcionalidades, características y contenidos de la aplicación móvil. Por ejemplo: si estamos trabajando en una App que va dirigida a pacientes con asma, ésta podría tener alguna, o varias, de las siguientes funcionalidades: información sobre la enfermedad, registro de datos sobre el paciente, un buzón de mensajes para que se comunique con su médico y un vínculo con otros pacientes (comunidad).

Es necesario tener siempre muy presente que una App no es lo mismo que una web. Cuando pensamos en desarrollar una aplicación tenemos que evitar hacer una adaptación de lo que existe en la web ya que los criterios para definir los contenidos y las funcionalidades son radicalmente diferentes. Tenemos que aprovechar, por lo tanto, todo lo que ofrece el mundo del marketing móvil, como por ejemplo:

• El tacto (facilita interacción)
• Giroscopio
• Geolocalización
• Conexión con wearables…

En conclusión, al definir las funcionalidades de la App podremos comprender mejor el alcance de la misma, es decir, los recursos y tiempos necesarios para llevarla a cabo.

2. Desarrollo

Tras conocer las funcionalidades y el contenido de la App, llega el momento de empezar a trabajar en el diseño y en el desarrollo tecnológico de la misma. En la etapa de ideación se ha recogido toda la información necesaria para su diseño, por lo que ahora lo que tenemos es que empezar a bocetar. Los diseñadores tienen que crear una serie de elementos, seleccionarlos y colocarlos en plantillas de móviles. A continuación, tienen que dibujar dónde irán los menús y qué contendrán, decidir si habrá imágenes o no, especificar dónde incluirán toda la información y tener muy clara la estructura.

Al terminar este proceso, se testea el diseño con los potenciales usuarios y se comprueba que los elementos incluidos y las interacciones se entienden y son correctos, que la aplicación es fácil de usar y que se han conseguido los objetivos iniciales. Cuando el diseño está aprobado, se llevan los bocetos a detalle para escoger los colores y tipografías y se adaptan las imágenes. Finalmente, estos diseños se entregan a los desarrolladores para que lo trasladen a código.

Para un buen desarrollo de la App deberemos estudiar previamente su viabilidad tecnológica, es decir, decidir la tecnología que más se adapta al proyecto. Actualmente existen dos grandes tipos de tecnologías a la hora de crear una aplicación móvil:

• Tecnología nativa: supone la creación de una App con código específico para los dispositivos en los que se va a manejar (iOS y Android, mayormente). Ésta garantiza una máxima calidad, pero el coste del desarrollo suele ser elevado.

• Tecnología híbrida o multiplataforma: consiste en el desarrollo de una aplicación móvil con un código común para los diferentes dispositivos en los que se encontrará la App. Este tipo de desarrollo supone un abaratamiento de costes, sin embargo, tiene muchas limitaciones y menos estabilidad.

Una vez seleccionada la tecnología se procede al trabajo de back-end y de front-end. En el back-end se programan las funcionalidades que tendrá la App, mientras que el front-end es la parte que ve el usuario.

Finalmente, y una vez se ha codificado la App, se testea de forma tanto interna como externa para asegurar la máxima calidad y el correcto funcionamiento del producto en los diferentes dispositivos móviles.

3. Publicación

Tras el desarrollo, testeo y aprobación de una App, se procede a la publicación de la misma en las diferentes plataformas. Las más habituales son Google Play (Android) y App Store (iOS). Esta fase es esencial dentro del proceso de creación de una App, debido a que cada vez se publican más aplicaciones móviles en las stores, generando por tanto cierta saturación. Debe hacerse todo lo posible para que nuestra App aparezca bien posicionada al realizar una búsqueda con una palabra clave.

Existen una serie de consejos y requisitos que forman parte del ASO (App Store Optimization) y son comunes para ambas stores como las opciones de inserción de pantallazos explicativos con las características esenciales de la App, el vídeo demo de las principales funcionalidades, el texto descriptivo claro y conciso que incluye las palabras clave en los lugares adecuados y cuya selección previa es esencial para ser encontrado, la creación de un icono atractivo para el usuario, etc. Sin embargo, cada una tiene sus peculiaridades y es importante saber diferenciarlas para optimizar la publicación.

4. Comunicación

Cuando ya se ha finalizado el desarrollo de la App, es fundamental que ésta llegue a los potenciales usuarios. Si no, todo el trabajo realizado no habrá servido de nada. Más marketing móvil: tenemos que conocer bien al público objetivo al que va dirigido el producto y los objetivos de comunicación, es decir, qué queremos conseguir. En un primer momento se entiende que lo que se busca es dar a conocer la App y que comience a tener descargas.

tania-menendez-marketing-móvil-Foxize

Tania Menéndez.

Antes del lanzamiento deben prepararse los materiales necesarios, como una landing page que sea atractiva y que transmita un mensaje claro y un vídeo promocional, además de otros posibles recursos (banners, flyers…).

Sobre la autora

Tania Menéndez Hevia es directora de Wake App Health, empresa experta en desarrollo de aplicaciones móviles especializada en mHealth, y profesora de estrategia de Marketing Móvil y Apps en Foxize. Su trayectoria profesional ha estado siempre vinculada al ámbito de la Comunicación. Es Doctora Cum Laude en Comunicación (especialidad Psicología Social), Máster en Gestión Publicitaria y Máster en Innovación.

Curso Mobile y Apps en Madrid

 Si quieres entender mejor el mundo Mobile y Apps, Foxize pone a tu disposición en junio y julio diversas masterclasses para que te puedas introducir y profundizar sobre la materia.