Son algunos de los datos que se desprenden del “Informe sobre medios de pago y fraude en comercio electrónica 2012”, elaborado por aDigital sobre la experiencia de 317 empresas pertenecientes ámbitos de actividad.

Los expertos atribuyen esta casi testimonial gestión del fraude a su baja incidencia entre las pymes online y al uso de herramientas de comercio electrónico seguro.

En cuanto a la inversión en gestión del fraude, el 2,1% de las empresas encuestadas destinan entre 50.000 y 100.000 euros anuales; el 9,3% entre 5.000 y 50.000 y, la gran mayoría, un 96,5% asegura que dedica menos de 5.000 euros.

En cuanto a los medios de pago más habituales entre las empresas de e-commerce destacan el TPV (78%), transferencia bancaria (76%), Pay Pal (58%), contrarrembolso (38,8%) y domiciliación y otras opciones (14,5%).

La presencia de dispositivos móviles en la compra online es cada vez más significativa pero, a partir de los datos que ofrece este estudio, el 39,4% de las empresas encuestadas manifiesta que su peso en la cifra de negocio total de su actividad representa menos del 1%, mientras que el 31,5% afirma que se sitúa entre el 1% y el 5%.