foto de Marina de Castell

Los lunes eran los peores días de la semana, pasaba la mayor parte de la jornada sin hacer nada. Bueno, sí algo hacía: evitar que se notase su aburrimiento. Pero disimulaba fatal porque su jefe acabó asignándole la tarea de actualizar el blog de la empresa. Así que ahora los lunes eran aún peores.

Llevaba ya varios posts hablando de las novedades de su catálogo. Estaba sin ideas… ¿de qué podía escribir ese día? Aprovechó el camino al trabajo para leer a ver si se le ocurría algo, pero cuando se sentó delante del ordenador del mostrador de “Diseño de iluminación La&CoS” se quedó en blanco. Fue abrir WordPress, darle a Nueva entrada y apartar los dedos del teclado. No se le ocurría nada interesante que contar.

Dejó la mirada perdida. Las bombillas de la tienda empezaban a desenfocarse cuando una niña se paró en el escaparate. Sonriente, le señalaba algo a su abuela aporreando el cristal. ¿Qué sería lo que le gustaba tanto? Le entró curiosidad y se levantó para mirar. Llegó a escuchar las palabras dioses mayas que la mujer le decía a la pequeña antes de apartarla de allí con la excusa de que llegaban tarde al colegio.

Las marcas de sus deditos estaban delante de una preciosa lámpara formada por un Sol y una Luna. La miró unos segundos y entonces se le ocurrió: ¡un post sobre las leyendas de cómo se formaron las estrellas que iluminan el cielo! Seguro que había mucha literatura sobre ello… Entró en Google y comprobó que había unas cuantas. Solo tenía que vincularlas con algún producto de la tienda y ya tenía tema para unas cuantas semanas, ¡bien!

Empezó a leer el primer artículo de la página de resultados y de ahí fue a parar a un Pinterest con fotografías nocturnas. ¿Encajaría hablar de iluminación casera para fotografías profesionales? Dudó y siguió mirado. El mismo autor tenía otro tablero con bosques, lagos y cabañas donde se podía ir a contemplar el cielo nocturno. Una imagen estaba vinculada a un artículo de decoración rústica de interiores y un post relacionado le llevó a profundizar sobre iluminación de mesas de Navidad. Eso le servía. Y en los comentarios alguien recomendaba un enlace a los simbolismos de las bombillas en el arte. ¡Eso también!

Sin darse cuenta, tenía abiertas unas cuantas ventanas y el gusanillo de escribir sobre lo que había encontrado le duró el resto del día. Consiguió publicar el post que le tocaba y además dejó en borrador unos cuantos con las ideas que había recopilado para que no se le olvidase ninguna.

Cuando llegó su jefe a la hora de cerrar, le echó la bronca por no mantener limpio el cristal del escaparate sin saber que había sido gracias a eso que su blog había conseguido ese día el doble de visitas que el anterior. No lo comentó con él. Simplemente, en lugar de apagar todas las luces de la tienda como hacía siempre, dejó encendida la lámpara del Sol y la Luna para que iluminase a más personas esa noche.

Sobre Eva Sanagustín

Redactora web freelance especializada en marketing de contenidos y profesora de la escuela de entrenamiento digital Foxize. Desde 2002 trabaja con contenidos digitales, tanto en agencias interactivas como freelance. Además, ha publicado 9 libros sobre blogs y medios sociales, incluyendo el primero en España sobre marketing de contenidos. Actualmente está preparando otro sobre este mismo tema.

El martes 15 de diciembre impartirá en Foxize Barcelona su curso “Cómo llenar de contenido interesante tus medios sociales” . Tres horas en las que los alumnos aprenderán los diferentes tipos de contendidos para no repetirse, formas para atraer la inspiración y técnicas para encontrar ideas y temas sobre los que escribir.

*Imagen cortesía de Marina de Castell en Flickr