De izquierda a derecha, Goyo Panadero, Adolfo Corujo y José Antonio Llorente, presidente y socio fundador de Llorente & Cuenca.

De izquierda a derecha, Goyo Panadero, Adolfo Corujo y José Antonio Llorente, presidente y socio fundador de Llorente & Cuenca.

Goyo Panadero ha sido nombrado codirector general de Llorente & Cuenca Europa (España y Portugal), en sustitución de Adolfo Corujo, quien ha sido designado para liderar a nivel global la nueva Dirección Corporativa de Talento, Organización e Innovación de la compañía.

Panadero se une así a Arturo Pinedo en las tareas de liderazgo y coordinación del equipo y el negocio en la región, donde la firma opera con tres compañías (Llorente & Cuenca, Impossible Tellers y Cink) en tres ciudades, cinco oficinas y con un equipo formado por siete socios y más de 180 profesionales. Tanto Corujo como Panadero formarán parte del Comité de Dirección Mundial y sus nombramientos se harán efectivos a partir del próximo 1 de febrero.

Goyo Panadero se incorporó como socio a Llorente & Cuenca en octubre del año pasado para hacerse cargo del desarrollo e impulso de la práctica de storytelling, generación de contenidos y comunicaciones estratégicas de la firma a nivel global, y, como director de desarrollo de negocio, reforzar las áreas ya existentes y promover otras nuevas.

Al tiempo de su incorporación, Llorente & Cuenca adquirió la mayoría del capital de Impossible Tellers, compañía creada por Panadero junto a Ana Folgueira y dedicada al asesoramiento y consultoría especializada en proyectos de estrategia de comunicación y marca, transmedia storytelling y gestión del cambio para directivos.

Nueva división

La nueva Dirección Corporativa de Talento, Organización e Innovación que dirigirá Corujo nace para aglutinar las funciones de recursos humanos, organización e innovación con el objetivo de posicionar en el centro de la estrategia a las personas conscientes de que el talento de los trabajadores es su principal activo. Su creación responde al desarrollo geográfico y la dimensión alcanzada por la consultoría que, en 2016, prevé superar los 500 profesionales.