EVO-BANCO-RESERVADO-ANUNCIANTE-IPMARK

De izquierda a derecha, Miguel Conde (Keppler22b), Alejandra Fernández (EVO) y Carlos Olivera (EVO).

‘Fuimos los últimos en llegar y los primeros en decir ‘Bajémonos los Humos’. Este mensaje es el que uno se encuentra al buscar Evo Banco en Google y también lo esencial de un posicionamiento de marca que rompe con los códigos de comunicación de la banca.  Después de un año y medio en silencio, esta “startup bancaria”, como les gusta denominarse, ha abierto sus puertas a IPMARK para contar cómo y cuándo se decidió el nuevo enfoque estratégico de la entidad.

“Somos disruptivos en una categoría que siempre ha apostado por el conservadurismo a la hora de comunicar con los clientes. Hemos optado por utilizar un lenguaje inteligible, de tú a tú, porque uno de nuestro objetivos es hacer la vida más fácil a los usuarios de banca”, ha explicado Carlos Olivera, director del Laboratorio de Clientes de EVO Banco, durante el encuentro celebrado en su propia sede el 29 de marzo de 2017 y al que han acudido un nutrido grupo de clientes y amigos de la revista IPMARK, organizadora del acto. Junto a Olivera, también han participado en la presentación Alejandra Fernández, directora de publicidad de EVO Banco, y Miguel Conde, presidente de Keppler22b, agencia de publicidad que trabaja para la entidad.

Desde el año 2012, año de su desembarco en el paisaje bancario español, EVO Banco ha evolucionado tanto su discurso de marca como su posicionamiento. De entidad creada para la gente que “quiere tener ahorros, pero no estar preocupada por ahorrar”, al “Nunca iguales”, que en 2015 se convirtió en el lema de la compañía, hasta el “Bajémonos los humos” de su nueva campaña publicitaria, estrenada hace apenas unas semanas y con la que se reivindica como “un soplo de aire fresco en un gremio un tanto rancio”.

Un enfoque estratégico apalancado en los valores de la innovación, la sencillez y la transparencia y con el que EVO Banco quiere ganarse la confianza de unos consumidores decepcionados y alejados emocionalmente de los bancos. “Hay gente que prefiere ir al dentista antes que al banco. Algo se está haciendo mal”, ha bromeado Olivera durante la reunión.

REFLEXIÓN SOBRE LA RELACIÓN BANCO-CLIENTE

La nueva campaña de la compañía, actualmente en el aire, fue fruto de un reflexión profunda sobre lo que quedaba de la relación banco-cliente después de estos años tan turbulentos en términos económicos.

“Constatamos que no era una relación sana y que existía una gran distancia emocional entre los bancos y sus clientes producida por la actitud arrogante y el discurso unidireccional de los primeros. Frases como “Es mi dinero y encima me tratan fatal” o “Están muy subiditos” surgían de forma espontánea en muchos test”, señala Miguel Conde.

Había que pedir disculpas. Y desde EVO Banco decidieron tomar la delantera, prestar su voz a los consumidores y abrir el camino hacia una nueva convivencia entre bancos y clientes.

“Bajémonos los humos” es más que una campaña, en opinión del presidente de Keppler22b. “No se trataba de satanizar a la banca, sino de reflexionar sobre las raíces del vínculo entre el sector bancario y la sociedad. Buscábamos una disrupción asumible, que pudiera ser aceptada por todos y que no atacase a nadie directamente”.

La campaña, según Alejandra Fernández, directora de publicidad de EVO Banco, ha tenido una declinación 360º, hasta el punto de extrapolarse a los diferentes departamentos de la entidad.

En línea con todo ello, la compañía inaugurará próximamente las EVO Store, un nuevo concepto de punto de contacto que huye de la tradicional sucursal de banco para ofrecer una experiencia rompedora a los clientes.

Sobre este Reservado al Anunciante con EVO Banco ofreceremos más información en el número 837 de IPMARK.