El Sol, un nuevo reto de la marca España

El Sol nos ha facilitado el lugar de reunión idóneo para vernos, conversar, aprender, seguir creciendo y, lo mejor de todo, celebrar todos juntos la fiesta de la creatividad.

Así, año a año, varias generaciones de publicitarios españoles han hecho posible que El Sol, una ilusión de la industria nacional, se haya convertido en un punto de referencia para todo Iberoamérica; un embajador en toda nuestra región de una idea que hemos resumido en el concepto “marca España”; un concepto que pretende resumir el potencial que tenemos como país para crear referencias internacionales; una idea que rehúye la caspa de los complejos y que afirma algunos de nuestros valores como creatividad, pasión, generosidad y compromiso.

Contrariamente a un gran número de festivales de publicidad que son o han sido negocios de un avispado emprendedor, El Sol nace hace 28 años de una iniciativa sin ánimo de lucro que busca reconocer y potenciar el buen trabajo; que pretender ser acicate de la excelencia y punto de estímulo y debate para toda la industria publicitaria de nuestro país.

Hace 10 años ese proyecto nacional consolidado se hizo mayor y se expandió por toda la región iberoamericana hermanando 20 países y reforzando la posición de España como uno de los referentes de la creatividad mundial. Si bien es cierto que muchos gigantes creativos de nuestro país han aportado mucho a la marca España, no lo es menos el que El Sol, por celebrarse en España y por crecer de la mano de todos esos grandes profesionales, ha hecho de nuestro país una gran marca dentro del entorno publicitario internacional.

Y es que hemos puesto en marcha, desde cero, poco a poco, y con un cuidado infinito, uno de los festivales publicitarios más importantes del mundo, una tarjeta de visita que nos representa muy bien y que pone de relieve nuestra capacidad para hacer un buen trabajo y nuestro increíble potencial.

Ahora, volviendo a hacer bandera de nuestra creatividad, pasión, generosidad y compromiso, El Sol da un nuevo impulso que pretende llevar a una iniciativa que nace y se desarrolla en España a ser el verdadero referente de la publicidad en todo Iberoamérica. Y esto lo vamos a conseguir a través del nacimiento de la Fundación El Sol e invitando a representantes de siete países (Argentina, Brasil, Colombia, España, México, Perú y Estados Unidos) a comprometerse en este nuevo proyecto que desde aquí pretende seguir siendo premio y estímulo para lo mejor de toda nuestra comunidad. Si lo fue desde Marbella para España, ahora desde Bilbao lo quiere seguir siendo para España y para el mundo.

Desde esta columna y desde mi posición como responsable de El Sol quiero agradecer a todos los que han hecho posible, en estas casi tres décadas, que nuestro festival sea motivo de orgullo nacional y trasladar el compromiso de todos los que desde la fundación estamos trabajando para que en los próximos años El Sol brille aún más desde Bilbao hasta Ushuaia.

Sólo me queda animar al colectivo de creativos españoles a seguir trabajando tal y como lo han hecho hasta ahora y a mostrar sus mejores ideas a todo Iberoamérica a través de nuestro escaparate, para que, en esta 29 edición y en las muchas que quedan por venir, la creatividad española siga brillando en El Sol. De hecho, el 2015, año en el que el festival cumple 30 años, sería un bonito momento para liderar el palmarés y seguir destacando en un festival que, aunque crezca para abarcar otros países y continentes, nació en nuestro seno, de nuestro empeño y dedicación, y que se ha convertido en la mejor tarjeta de presentación del trabajo que podemos y sabemos hacer.

(*) Jordi Palomar, director de
El Sol. Festival Iberoamericano
de la Comunicación Publicitaria.