ecommerce-decálogo-España-2017 El sector ecommerce entra en una fase de estabilización, tras los fuertes crecimientos experimentados en 2015 y 2016. El 74% de los internautas españoles  es habitual de las tiendas online, la misma cifra que el año pasado, pero la frecuencia media de la compra (2,9 veces al mes)  crece medio punto porcentual gracias, sobre todo, a la actividad de los jóvenes. También aumenta el ticket medio, que se sitúa en 80 euros.

Es un 7% más que en 2016, según los datos del Estudio Anual de Ecommerce 2017, elaborado por IAB Spain en colaboración con Elogia y patrocinado por Kwanko.

Esta deceleración del crecimiento y el aumento de la competencia genera nuevos retos para los operadores de comercio electrónico, y “exige una optimización tanto de la experiencia de compra/delivery como de las estrategias de marketing para la captación de nuevos clientes”, señala Javier Carrero, country manager Spain de Kwanko.

Para Paco Anes, responsable de mobile & new media de IAB Spain, el ecommerce goza de buena salud en España, a pesar de ese estancamiento en el número de usuarios con respecto al año pasado. Además del aumento de la confianza en el canal, el experto destaca la buena disposición de los internautas a pagar para que se realicen las entregas lo antes posible. “Esto indica que para los eshoppers premia la calidad y la rápida disponibilidad de sus compras antes que otros factores, como el precio”.

Los 10 aspectos más destacados que recoge el estudio de este año son los siguientes:

• Respecto al 2016, el número de compradores se mantiene (74%) pero los jóvenes lideran el cambio hacia una mayor exclusividad del canal online, que aumenta notablemente en deterioro de los exclusivos del offline.

• Los españoles gastan más en sus compras online (80 euros de media) y lo hacen con mayor frecuencia (2,9 veces al mes).

El precio (93%) ya no es el driver principal de las compras online. Para los internautas, la compra online supone mayoritariamente comodidad (98%) y la mayor disponibilidad de oferta/productos (97%).

• El ordenador sigue siendo el dispositivo preferido para comprar online (95%) pero un 38% de los usuarios ya recurre al móvil, sobre todo los más jóvenes (47%).

• Respecto a 2016 aumentan las compras de contenido digital, de 36% a 47%. Los productos tecnológicos y de ropa/complementos siguen aumentando el peso y se acercan a las categorías líderes: viajes y ocio/cultura.

• Uno de cada cuatro compradores se definen como ROPOs (se informa online y compra en tienda física). Amazon, Aliexpress, eBay, etc. son tanto portales de compra como canales de información. El comprador que busca información en estos canales, aún sabiendo que puede comprar los productos en otras web y canales, cierra dos de cada tres compras en estos portales.

• La recomendación durante la navegación es efectiva. El 53% de los que reciben una recomendación declaran que acaban comprando el producto/servicio. Las recomendaciones de amigos y familiares (89%) y las opiniones de otros usuarios (83%) son las influencias con mayor peso.

Las compras online generan satisfacción (8,2 sobre 10). El precio (65%) y la facilidad de uso (57%) son las variables que mayor satisfacción generan. Aumenta la confianza en los ecommerce (74% confían) gracias a las buenas experiencias con sus compras y la mejora en seguridad de las formas de pago.

Los plazos de entrega, el primer driver para escoger un ecommerce u otro, también generan satisfacción para la mitad de los compradores (51%). El comprador no espera más de 4,4 días. Este factor es determinante a la hora de repetir compra (23%).

• El comercio colaborativo (Wallapop, Milanuncios, Vibbo…) alcanza una penetración del 64%. Los comercios dedicados a la compra-venta de productos son los que lideran el sector pero son los dedicados a estancias los que mejoran su presencia.