Fotograma del anuncio navideño de Heathrow, obra de Havas Worldwide.

Fotograma del anuncio navideño de Heathrow, obra de Havas Worldwide.

Óscar Gil Carrasco, Creatividad al Día, IPMARK

Óscar Gil Carrasco, director creativo freelance.

La Navidad es ese periodo de tiempo en el que con sus luces de colores, villancicos, turrones, guirnaldas y el olor a castañas asadas nos volvemos más vulnerables y despertamos nuestro lado más sensible, respetuoso y tierno, que todos, o al menos la mayoría, llevamos dentro y que algunos, después de las fiestas, se olvidan que tienen. Hasta que llegan las siguientes, eso sí.

Un año más, las fiestas navideñas han pasado y nos han dejado, además de regalos y buenas intenciones, historias que, de una manera u otra, nos han emocionado. Historias como la que nos ha contado el aeropuerto de Heathrow en lo que ha sido su primera campaña navideña de la historia, obra de Havas Worldwide. Con su mensaje Coming home from Christmas is the best gift of all, nos presenta la aventura de dos osos de peluche que se embarcan en una tierna aventura con final feliz, como debe ser por estas fiestas. Una campaña repleta de insights que pulsan de manera extraordinaria las emociones, tanto de las personas que en estas fechas utilizan el avión para encontrarse con sus seres queridos, como la de las que están en la zona de llegada esperándolos. Una gran historia, con casi cinco millones de visualizaciones, que podría haber emocionado igualmente contada por cualquier otra marca, pero que al tratarse de un aeropuerto la convierte en un spot brillante. Y efectivo.

Una segunda historia cargada de insights y emoción, también en un registro de aventura y protagonizada por un abuelo, es el que Allegro lanzó para felicitar las fiestas. Titulado English for beginners, obra de la agencia Bardzo, la compañía de comercio electrónico más popular de Polonia nos cuenta como un abuelo se propone aprender un nuevo idioma para ser capaz de poder comunicarse sin problemas con una persona muy especial a la que va a visitar. En tono entrañable y de humor, vemos su forma peculiar, y efectiva, de aprender rápidamente a decir algunas palabras en inglés y prepararse para tan importante encuentro. Con más de 13 millones de visualizaciones ha sido spot de las pasadas Navidades más visto y comentado.

Estas marcas, con sus emotivas historias, nos han trasladado los valores más profundos y tradicionales que envuelven la Navidad. Y sus protagonistas encontrándose y abrazándose, representando inicios y finales generacionales respectivamente, nos transmiten pura y genuina emoción. Esa que, a fin de cuentas, da el sentido a la Navidad. Esa que no entiende ni de edades, ni de fronteras, ni de idiomas, ni de religiones. Y yo digo, mirando el mundo como esta, que las emociones que genera la magia de la Navidad, viviéndola cada uno como considere oportuno, deberían encontrarse, una a una, en el documento de la Declaración Universal de Derechos Humanos para que todos tuviéramos las mismas oportunidades de disfrutarlas.

Óscar Gil, director creativo freelance.