caixaforum_giving_tuesday

Juan Mezo, socio director de Valores y Marketing.

Juan Mezo, socio director de Valores y Marketing.

Ya lo tenemos de nuevo aquí. El 29 de noviembre será #GivingTuesday, un día para DAR. Un día en que el mundo se une para sacar lo mejor de nosotros mismos en beneficio de la propia sociedad.

Después del #blackfriday y #cybermonday, ¿por qué no destinar un día a hacernos eco de las múltiples causas sociales y a reflexionar sobre lo que nosotros como individuos, familias, colectivo, empresa hacemos y podemos hacer para mejorar un poco mas este mundo?

Esto fue lo que se preguntaron en la organización comunitaria 92Y de Nueva York. Y le dieron una aparente simple respuesta: “Organicemos un día para dar”.

Desde entonces, el movimiento no ha dejado de crecer. Desde Tanzania hasta Brasil, pasando por Rusia, Croacia, Eslovenia, Alemania, Canadá y Argentina, entre más de 70 países que, año tras año, se van implicando en el movimiento. La idea es simple, y como las cosas simples, se multiplican de manera exponencial y a gran velocidad. En tan solo cuatro años el movimiento se expande, se adapta a cada realidad territorial y local, a cada cultura e idioma. Es una práctica clara de trabajo en red, de expansión como una tela de araña tejiendo complicidades por aquí y por allí. Pero ¿cuáles son los factores que la están llevado al éxito? Estos son, a mi criterio, algunos de ellos:

• Una idea potente y simple. Es lo que necesitamos. En una sociedad saturada de información, necesitamos pocas ideas y simples: potenciemos la solidaridad.

• Apertura de mente, poco control y mucha flexibilidad. ¿Cómo este concepto puede adaptarse a países como Singapur, Rusia o Méjico? Dejando hacer, ofreciendo ayudas y oportunidades pero sin querer poner puertas al campo y límites a la creatividad, las ideas, las formas. Apelando a la madurez y responsabilidad de los liderazgos locales.

• Liderazgo claro. Nadie nos ha venido a buscar. En cada país se han hecho cargo aquellos que lo han visto, han creído en ello y se han puesto proactivamente a liderarlo. Y eso no ocurre porque sí. Solo las organizaciones que están atentas a lo que se mueve y que se dedican pueden saber qué hace falta en su país y cómo sacarle partido.

• Push y pull. No es solo una campaña publicitaria, ni tampoco la buena voluntad de un grupo de activistas. Se necesita trabajo conjunto 360 grados. Empoderar y fortalecer a las pequeñas ONG que nunca han hecho una campaña para captar voluntarios o socios o donaciones. Pero también movilizar a la sociedad, en el tú a tú, a través de las empresas, las universidades, las escuelas, las asociaciones. Las redes sociales son las grandes aliadas para hacer crecer el movimiento, pero no es lo único. La publicidad convencional, la publicity, el tener prescriptores que nos ayuden hará el resto.

• Objetivos claros. Estamos generando visibilidad del movimiento. Estamos creando una marca global con un presupuesto muy limitado. Pero más allá de esto en los objetivos de cada país hay inquietud por ser capaces de movilizar a la sociedad civil. Queremos incrementar la solidaridad en nuestro país, donde sólo dos de cada diez personas colaboran económicamente con causas sociales y uno de cada diez realiza voluntariado.

• Proximidad. El movimiento tiene dimensión mundial pero en cambio los proyectos pueden ser absolutamente locales. Se pueden producir en una comunidad de vecinos, en una escuela, en una empresa, en un pequeño pueblo o en una gran ciudad como ocurre en Baltimore que tiene su propia campaña, Baltimore gives more.

• La causa en el centro. Un factor relevante. Tiene que haber una causa potente, una idea fuerza que movilice y mueva voluntades, que nos haga despegarnos del sillón de la comodidad para perseguir el bien común.

Estamos en una nueva era. Las campañas de las marcas cada vez son más globales. Lo que no tengo muy claro es que sepan adaptarse según los parámetros expuestos a la flexibilidad y el dejar hacer de cada país. #Giving Tuesday en España, más allá de ser una oportunidad para incrementar los 400.000 euros recaudados en la edición anterior para las múltiples causas, es una oportunidad para ensañar nuevos modelos que llegan para quedarse. Movimientos globales y campañas locales. Y aquí me atrevo a decir que el cause marketing puede ser un gran aliado para hacerlo posible. Sumar esfuerzos globales sobre los problemas que nos acechan a escala planetaria y recogidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) en los que las empresas tienen un papel clave.

Mientras esto llega, ¿por qué no te animas a entrar en givingtuesday.es y explorar qué puedes hacer en tu empresa, con tus clientes, en tu pueblo, el colegio de tus hijos o tu familia? La sociedad te lo agradecerá pero como dice el lema de la campaña de este año en España, y como corroboran distintos estudios, hacer algo por los demás también mejora nuestra propia salud. Así que te animo descubrir la “inigualable sensación de donar”. No te arrepentirás.