carbonell-nueva-imagenLa marca de aceite Carbonell (Deoleo) renueva su imagen coincidiendo con su 150 aniversario. El nuevo diseño busca una mejor visibilidad y mayor diferenciación en el lineal.

El logo de Carbonell presenta mayor tamaño en esta nueva etiqueta, lo que favorece una mejor identificación por parte del consumidor. También recupera un mayor protagonismo la mujer andaluza, cuyo cartel fue diseñado por Pere Casas Abarca, y que desde 1910 se convirtió en el icono más representativo de la marca. Una imagen que se acerca hasta el primer plano de la botella junto a un cesto de aceitunas, que refuerza la naturalidad  de Carbonell.

Este trabajo, realizado por Vinizius, también se aplica en la gama premium, recuperando el icono de la mujer andaluza en sus formatos de vidrio -100% Arbequina, Hojiblanca, Picual y Regium- para homogenizar la imagen y dotar de mayor coherencia la gama de productos.

Además, las etiquetas de la gama PET  incorporan nuevas recomendaciones de usos. Con ello, se facilita la elección a los consumidores en el lineal, ya que todavía hay muchas personas que no saben qué tipo de aceite usar en cada plato.

Según Francisco Rionda, director de marketing de Deoleo, “nuestro aceite ha sido referente de calidad y buen hacer en las cocinas españolas desde hace 150 años. Con este restyling hemos querido rendir homenaje a los elementos icónicos más característicos de la marca, como son la mujer andaluza, y el aceite de oliva 0,4”.

Nuevo nombre para la referencia más importante

Carbonell incorpora el nuevo término Original 0,4 para la referencia más importante de su gama de producto. Una nueva propuesta de nombre que responde al uso e imaginario del producto, y que en palabras de los consumidores remite y refuerza el reconocimiento como “el aceite de toda la vida, el de siempre, el tradicional y el genuino”, según se extrajo de un estudio  sobre nueva imagen de Carbonell.

Además, las botellas de Virgen Extra y monovarietales en su gama PET pasan a ser de color verde, tonalidad que evita la exposición a la luz del aceite de oliva para preservar la frescura y cualidades organolépticas del producto.