Cannes-Lions-Festival-de-Publicidad-2018-nueva-arquitectura-4 Cannes Lions, el Festival Internacional de Creatividad, inicia su proceso de “racionalización” después de verse sacudido por las críticas durante su última edición. Las dimensiones del evento, su creciente incomodidad y el elevado precio de las inscripciones han sido desde hace tiempo la quejas más recurrente sobre este festival que comienza a simplificar su estructura, moderar sus costes y adaptarse, en definitiva, a las necesidades de la industria publicitaria.

Para empezar, la 65 edición, que se celebrará en junio de 2018, durará tan solo cinco días (18-22) y no ocho como hasta ahora, tal y como confirmaron a través de una conferencia de prensa online José Papa, managing director de Cannes Lions, y Philip Thomas, CEO de Ascential Events, multinacional que organiza el festival.

El segundo gran cambio afecta a la estructura de los premios, que dejará fuera un total de 120 subcategorías existentes hasta ahora.  Ahora habrá nueve grandes grupos de categorías: Reach, Communication, Craft, Experience, Impact, Good, Innovation, Entertainment y Health.

Desaparacerán las categorías de Cyber Lions, Integrated Lions y Promo Lions, para dar paso a las de Brand Experience & Activation, Creative ecommerce y Social & Influencer.

Así mismo, los premios especiales (Agencia del Año, Red del Año y demás) serán replanteados para que pese más la diferencia entre los distintos premios. Así, una pieza finalista seguirá sumando un punto, mientras que un Grand Prix pasará de 10 a 30.

A partir de ahora, además, cada pieza podrá ser inscrita en seis categorías como máximo.

Cannes-Lions-Festival-de-Publicidad-2018-nueva-arquitectura-premios
Cannes-Lions-2018-nueva-arquitectura-puntuaciones

Así quedan las nuevas estructuras de categorías y puntuaciones de Cannes Lions.

CHARITY y ONGS

Los trabajos comprendidos en los ámbitos relacionados con el bien público serán juzgados por un jurado diferente al que valore la publicidad de marca propiamente dicha. Este es un primer paso, según la organización, para separar definitivamente (como ya sucediera hace años en el festival) las piezas “charity” del resto de trabajos con fines comerciales que compiten en Cannes Lions.

En términos logísticos, los responsables del Festival también ha anunciado medidas. Así, Para recompensar a las compañías que inscriban trabajos a concurso y fomentar la participación de los profesionales más jóvenes, por cada 15 piezas o más inscritas la organización concederá un pase Young Lions gratuito.

Por otro lado, los delegados de la próxima edición de Cannes Lions se beneficiarán de tarifas limitadas en taxi, wifi gratuito a lo largo de toda la Croisette,  precios congelados y ofertas especiales en todos los hoteles de la ciudad y en más de 50 restaurantes.

“ENOUGH IS ENOUGH”. El punto de inflexión

cannes-lions-festival-de-publicidad-martin-sorrell

Martin Sorrell dijo “enough is enough” a la organización de Cannes Lions.

Su crecimiento desmesurado y el precio cada vez más elevado de las inscripciones habían sido, durante los últimos años, objeto de las críticas al mayor evento competitivo de la industria publicitaria mundial.

El runrún, al que la organización había venido haciendo oídos sordos, tomó cuerpo en la última edición del Festival y fue Sir Martin Sorrell quien verbalizó un “enough is enough” a un planteamiento que estaba convirtiendo al festival en un evento ciertamente incómodo.

El fundador y CEO de WPP se quejó abiertamente, quizás espoleado por el previo anuncio de Publicis Groupe de no participar en Cannes Lions (  ni en ningún otro certamen publicitario) durante al menos un año. Aunque las razones esgrimidas por la multinacional francesa fueron puramente económicas y organizativas (adujeron que destinarían el dinero no invertido en festivales a la construcción de Marcel, su propia plataforma de inteligencia artificial) el anuncio abrió la espita a ese malestar que, sin duda, existía hace tiempo.

Con Sorrell a la cabeza, la polémica se extendió por los pasillos del Grand Palais. El ejecutivo británico habló para decir que el ambiente que brindaba Cannes Lions no era quizás el más adecuado para una industria que se enfrentaba a tantos y tan grandes desafíos. “Creo que se puede hacer de manera diferente y mejor”, señaló. Y hasta se atrevió a pedir nueva localización para el evento en un punto más céntrico del planeta, como “Nueva York, Londres, París o Berlín”.

La suma de la renuncia Publicis Groupe y de las críticas de Sorrell provocaron la inmediata caída de un 3% en el valor accionarial de Ascential, compañía multinacional que organiza el festival. La reacción, no obstante, fue rápida y justo un día antes de la clausura de la edición, Cannes Lions anunciaba la creación de un comité consultivo para replantearse su futuro.

Integrado por anunciantes, agencias, socios y la alcaldía de Cannes, el objetivo de este comité consistió en recabar puntos de vista de valor para adaptar el festival a las necesidades actuales de la industria. Entre los miembros iniciales del grupo estaban Marc Pritchard, director de marca de Procter & Gamble; Keith Weed, director de marketing de Unilever, y Fernando Machado, director de marketing de marca de Burger King.