Fotograma del vídeo elaborado por DDB España para la Fundación Luzón y Samsung.

Fotograma del vídeo elaborado por DDB España para la Fundación Luzón y Samsung.

La Fundación Luzón y Samsung han lanzado la campaña publicitaria ‘Start the Dance’ en la que, mediante la técnica del stop motion, se crea la ilusión de movimiento en el cuerpo de un paciente de ELA.

La campaña publicitaria, obra de DDB España, es la primera fase de una colaboración a largo plazo entre Samsung y la Fundación Luzón para mejorar, a través de la tecnología, la calidad de vida de las personas que sufren ELA y sus allegados. El objetivo de esta primera acción es recaudar fondos para proporcionar a los enfermos de ELA la asistencia sanitaria que necesitan, así como para la creación de un Banco Nacional de Ayudas Tecnológicas.

Para lograr dicho objetivo y reflejar las consecuencias de una enfermedad neurodegenerativa que va inmovilizando los músculos de forma paulatina a quienes la padecen, la agencia ha realizado un videoclip mediante stop motion, una técnica de animación que logra aparentar el movimiento de objetos estáticos mediante la sucesión de imágenes fijas, foto a foto.

De esta forma, en el vídeo se puede ver a Marco, paciente de ELA, bailar el famoso tango de Carlos Gardel ‘Por una cabeza’, pero se trata solo de una ilusión de movimiento que la agencia ha conseguido gracias a dicha técnica y a la tecnología fotográfica del nuevo Samsung Galaxy S9+.

Responsables de la Fundación Luzón han afirmado que “el motivo de esta acción es visibilizar una enfermedad ignorada, que no tiene cura y que, con el paso del tiempo, deja sin poder hablar, comer, moverse y respirar de forma autónoma a quienes la sufren”.

La agencia ha desarrollado también una microsite que contiene el vídeo de la campaña, y a través de la cual se pueden realizar donaciones a la Fundación Luzón para lograr sus objetivos.

En España hay 4.000 personas enfermas de ELA, y únicamente el 6% puede hacer frente al elevado coste de la asistencia sanitaria adecuada, cifrado en más de 34.000 euros al año, que puede aumentar su esperanza de vida, estimada en entre tres y cinco años, un 30%.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •