efectos-Brexit-inversión-publicitaria

Los efectos del Brexit sobre la inversión publicitaria del Reino Unido no serán inmediatos pero sí a medio-largo plazo, con unas pérdidas acumuladas que podrían alcanzar los 1.000 millones de euros en 2030, según los expertos. 

Este daño vendría causado por una reducción del crecimiento económico a largo plazo, y no por la reacción a corto plazo de los anunciantes a la salida de la UE, que probablemente será mínima.

El Tesoro del Reino Unido valoró hace unos meses cómo sería la economía del país tras la salida del país de la UE, dictaminando que todos los escenarios post-Brexit reflejaban reducciones en el flujo de comercio e inversión, y señaló, como conclusión general, que hacia 2030 el PIB del Reino Unido sería un 6,2% más bajo estando fuera de la UE que dentro de ella.

En los últimos 35 años, el mercado publicitario del Reino Unido ha experimentado un crecimiento medio del 1,1% por cada 1% de crecimiento del PIB, según las Previsiones sobre la Inversión Publicitaria de Zenith. El escaso desarrollo económico derivado del Brexit disminuiría el crecimiento del mercado publicitario del Reino Unido a largo plazo.

¿Y LOS ANUNCIANTES?

Sin embargo, los efectos derivados de la salida de la UE no se notarán a muy corto plazo. Antes de la celebración del referéndum  del 23 de  junio de 2016, Zenith realizó una encuesta entre los anunciantes clave del Reino Unido y Europa para determinar los efectos a corto plazo de la incertidumbre por una posible salida y el resultado mostró como ninguno de ellos había modificado  sus presupuestos a la luz de un posible Brexit, y ninguno planeaba hacer cambios inmediatos en el supuesto de que ganara la campaña Leave, como así ha sido.

A tenor de estos resultados, el Brexit podría no tener efectos inmediatos en el mercado publicitarios del Reino Unido. Ante una situación sin precedentes como es esta  sería extraño que cambiaran de manera inmediata los hábitos de consumo de los británicos, sin proporcionar a los anunciantes indicios para cambiar sus planes de inversión. Lo más probable es que las marcas empiecen a revisar sus presupuestos publicitarios una vez hecha la solicitud formal de salida de la UE, producida el pasado 28 de marzo de 207.

Sin embargo, “aunque el efecto inmediato será moderado, el Brexit tendrá un coste a largo plazo para la industria publicitaria del Reino Unido, frenando su crecimiento en 70 millones de libras esterlinas al año. Además, también existe la amenaza con convertir las cuentas transfronterizas  en operaciones  más caras y complejas de gestionar”, ha explicado Jonathan Barnard, head of forecasting de Zenith.