El nuevo proyecto de branding de Bayer afecta no solo al logotipo, sino al resto de elementos visuales de la marca. La multinacional Bayer, propietaria de numerosos productos de salud y agricultura, da una vuelta a su branding con la renovación de su logotipo y el resto de elementos de imagen asociados a la marca. Las oficinas londinenses de Landor han llevado adelante el proyecto. 

Reconocido como uno de los logotipos más antiguos y más conocidos en todo el mundo, la cruz de Bayer reajusta su imagen presentar un aspecto más cercano, dinámico y actual. El diseño original se remonta al año 1904.

En palabras del presidente de Bayer, Werner Baumann, “nuestra marca es uno de nuestros activos más valiosos, ya que es un elemento distintivo en el que la gente de todo el mundo ha depositado su confianza a lo largo de la historia de la compañía”. El nuevo proyecto de branding de la multinacional mantiene esta tradición y lo combina con modernidad, para hacer frente a los retos de una compañía multinacional como Bayer en el momento actual, con la digitalización del entorno y de la sociedad.

La evolución del logotipo va acompañada de una renovación del resto de elementos de imagen, que será  evidente en todos los elementos del branding de la marca,  tanto los que aplican a medios digitales, como impresos o audiovisuales. Así, los colores, las imágenes y su logotipo evolucionan de forma sutil para que resulten emocionalmente más cercanos y atractivos.

Además, la nueva imagen de Bayer va más allá de la pura evolución de los elementos visuales, y también define el tono de las comunicaciones hacia una interlocución más abierta y  cercana al mundo real, acorde con una compañía que quiere contribuir “a la sociedad ayudando al avance de las personas en los ámbitos de salud y alimentación en los que opera”.

Bayer es una empresa multinacional con competencias clave en el ámbito de ciencias de la vida relacionadas con la salud y la agricultura. En el ejercicio 2017, el grupo, con alrededor de 99.800 empleados, obtuvo una facturación de 35.000 millones de euros, realizó inversiones por valor de 2.400 millones de euros y destinó 4.500 millones de euros a investigación y desarrollo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •