Coca-Cola lidera el grupo de anunciantes que más rentabilidad (en términos de notoriedad de marca) obtienen con su patrocinio del Mundial. Los anunciantes patrocinadores del Mundial persiguen generar una atención que tenga un impacto directo sobre sus marcas. No todos los consiguen. En España, Coca-Cola parece ser la que mejor maneja la técnica del patrocinio en este evento deportivo global. 

Según los datos manejados por Ipsos, entre las marcas más recordadas de los anunciantes patrocinadoras del campeonato se encuentran: Coca-Cola (76%), que también estuvo a la cabeza de este ranking durante el Mundial de 2014, Adidas (64%) y McDonald’s (51%), seguidas de los fabricantes de automóviles Hyundai (42%) y Kia (32%).

También Coca-Cola (con un 72%) es la que más presente se encuentra en el imaginario de los españoles como patrocinadora del torneo, seguida de Adidas (68%) y Hyundai (51%). Por su parte, respecto a los datos globales del ranking mundial, McDonald’s pasa a ocupar el cuarto puesto (con el 45%). Por detrás de la cadena de restaurantes de comida rápida y completando este “Top Five” de marcas patrocinadoras más recordadas en nuestro país, se encuentra Kia con un 41%.

En la televisión

Por otro lado, de acuerdo con el estudio realizado por IPSOS en 27 países, el 62% de la población global seguirá el Mundial por televisión, que se convierte una vez más como el medio estrella para seguir el campeonato, seguido del 25% que lo hará a través de Internet.

Este año, además, por primera vez, el uso de los dispositivos móviles ocupa el tercer lugar a nivel mundial: el 13% lo verá a través de móviles (frente al 3% que lo afirmaba en 2014), y el 8% lo hará a través de tablets (el doble que en 2014, en aquel entonces señalado por el 4%). Todo ello en detrimento de la radio, que pasa del 8% en 2014 al 6% en 2018.

En España, el 70% de la población afirma que verá los partidos por la televisión, seguido del 13% que lo hará a través de Internet, y el 7% que elegirá la radio para seguir el Mundial. El uso de dispositivos móviles queda relegado al último lugar (3%), junto con los tablets (4%).

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •