agencia-de-eventos-BeOn-Oriflame-50-aniversario

Uno de los cruceros del megaevento de Oriflame.

La agencia de eventos beon. Worldwide ha organizado para Oriflame, compañía sueca de belleza y cosmética, un megaevento a bordo de dos cruceros de lujo que han transportado a 6.000 personas por el Mediterráneo.

Oriflame celebraba así su Convención Anual,  que este año coincidía con su 50 Aniversario. Para ello, el equipo de beon.Worldwide se encargó de la organización de actividades ad hoc propuestas para las diferentes paradas que se efectuaron a lo largo del viaje, las cenas especiales abordo, la organización de diversos entertainments, y la producción y montaje del museo  Oriflame en el barco. Igualmente, organizaron una Business Session en el Estadio Olímpico de Faliro en Atenas.

Una semana antes de subir a bordo se cargó todo el material técnico en las bodegas de los barcos, atracados en el puerto de Barcelona. Para ello, se tuvo que calcular al milímetro el cubicaje para aprovechar al máximo el espacio, ya que las bodegas de almacenaje eran de espacio reducido.

El equipo la agencia de eventos se encargó también de de la personalización con logotipos corporativos e imagen de marca en el interior de ambos cruceros, así como de la iluminación y el sonido de cada una de las actividades que se organizaron a bordo y de toda la parte de producción y coordinación entre los dos barcos. Ambos cruceros partieron de Roma y navegaron por las Islas Griegas y norte de Turquía, rumbo a Atenas, con paradas turísticas en Mikonos y Éfeso.

Durante las Master Classes, donde se intercambiaron información sobre los productos existentes y las novedades del mercado, se organizaron cabinas de traducción simultánea en doce y seis idiomas, en ambos barcos respectivamente.

La zona de exposición se estructuró con cuatro stands con productos de la marca, donde el equipo de producción de beon. Worldwide trabajó en el montaje y desmontaje de nuevos stands, con el fin de aportar siempre novedad a la exposición.

En Atenas,  más de 200 autobuses trasladaron a los pasajeros de Oriflame desde la capital griega hasta Estadio Olímpico, donde tuvo lugar un espectáculo de  cinco horas ininterrumpidas con actuaciones en vivo, proyecciones de video mapping, momentos especiales y una entrega de premios.

Otro de los momentos más relevantes del crucero fue la celebración de la cena de gala, diseñada personalmente para los asistentes y amenizada con espectáculos de ópera y coreografías basadas en la historia de la música.